HISTORIA COMPRIMIDA DE EEUU DESDE LOS OJOS DE UN BORICUA – PARTE 4

¡Okay, sonó el timbre, acomódense que comienza la clase, la cuarta clase del curso corto y comprimido de historia de los EEUU!

Sí, por si no lo saben, en el continente virgen al que empezaron a llegar los primeros Homo Sapiens hace unos 30,000 años atrás habían caballos salvajes. Camellos también, si señor, camellos. Homo Sapiens, como el gran exterminador de especies que es, los cazó para comer y cubrirse con sus pieles y los llevó a la extinción miles de años antes de que se construyeran las pirámides de Egipto. Hay un excelente libro, “Sapiens A Brief History of Mankind” de Yuval Noah Harari, disponible en español, que explica eso muy bien. Osea, que los descendientes de aquellas primeras tribus en el Nuevo Mundo del siglo 16 no se imaginaban ni remotamente que podía existir semejante animal, y mucho menos cargando con otro humano sobre el lomo. No tardaron en aprender.

En esta clase vemos tres estados nuevos ubicados hacia el nor-oeste de la unión. El primero, Michigan, se compone de dos penínsulas separadas rodeadas de los grandes lagos, un área de rico comercio en pieles, minerales, caza, pesca y otras cosas. Aparte de grupitos de exploradores ingleses y franceses, lobos, osos y venados, allí vivían pequeñas tribus de indios y no mucho más. Gracias a los españoles que los habían traído como su transporte 300 años atrás los indios ya habían descubrierto al caballo y para este tiempo eran buenos jinetes.

horse-breeding

Pero a pesar de ser buenos jinetes, mejores que los WASP muchas veces, incluso ya también estaban aprendiendo a usar armas de fuego – usarlas, no fabricarlas – esos pobres indios no pudieron contra el empuje irreversible WASP y se siguieron desplazando hacia el oeste. Sin ser consultados para nada en la medida, sin hacer plebiscitos de nativos ni nada que se parezca, el nuevo estado de Michigan viene y va a traer a la unión toda su riqueza natural y dominio de navegación en los grandes lagos. Rápido se organizaron allí los requisitos 60,000 WASP y es admitido a la unión en 1837 como el estado número 26. Como dicen los WASP en su English, “it was a no-brainer”. Se cae de la mata, diríamos acá en Puertorro.

El nuevo estado de Arkansas, que dejamos en remojo en la clase pasada, había entrado a la unión el año antes en 1836 en las costas al oeste del río Mississippi rellenando el espacio entre Louisiana y Missouri. Unos diez años más tarde van a entrar a la unión otros dos estados allá arriba por la frontera nor-oeste, Iowa en 1846 como el estado número 29 y Wisconsin en 1848 como el número 30. Esos dos últimos tardaron un poco en recoger sus 60,000 WASP con la debida organización socio-política … all this in English, of course, the language of common understanding in the several states of the United States of America.
Vamos ahora a los dos nuevos estados donde ya se hablaba español desde mucho antes que llegara el primer explorador inglés, ningún WASP al Nuevo Mundo, ni mucho menos existieran ningunos United States of America.

La península de la Florida tiene su nombre porque así la bautizó don Juan Ponce de León. La descubrió cuando andaba explorando por allí buscando dizque una fuente de la juventud de la que hablaban los taínos, una vez había concluído su asunto de servir como el primer gobernador de Puerto Rico bien temprano en el siglo 16. Allá por el oeste, al otro lado del río Mississippi, toda esa parte del continente que hoy son los estados de Texas, New Mexico, Colorado, Utah, Nevada, Arizona, California, y Oregon se llamaba Nueva España. Conquistadores como don Francisco Vázquez de Coronado y don Juan Rodríguez Cabrillo habían explorado y reclamado todo aquello para la corona española durante el siglo 16 cuando los árboles que dieron los maderos con los cuales se construyó el Mayflower estaban naciendo de semillas en la tierra. Por eso sus pueblos y ciudades se llaman San Francisco, Los Angeles, Sacramento, San Antonio, Santa Fe, San Diego, San Bernardino … creo que incluyen el catálogo completo de santos católicos. Por toda esa parte del mundo se hablaba español y – muy importante – se iba a misa y se confesaba y se daba la sagrada comunión en cuerpo y sangre de Cristo. De hecho, Sangre de Cristo Mountains se llama una linda cordillera que hay en Colorado y New Mexico hoy.

Recordemos que el Nuevo Mundo quien lo descubre es España con sus Reyes Católicos en 1492. Rápido vino Portugal a reclamar lo suyo, después de todo fueron marineros portugueses los que navegaron la Niña, la Pinta y la Santa María, los hermanos Pinzones y sus hombres. Entonces el Papa Alejandro VI (muy poderosos los papas en asuntos mundiales en ese tiempo) vino a resolver la disputa tirando una línea en el mapa dividiendo el mundo descubierto entre España y Portugal. Por eso hoy Brazil habla portugués y no español. No fué hasta un siglo más tarde que vinieron Inglaterra y Francia, concentrados más hacia el frio del norte, a plantar sus banderas en América.

Fast forward a Florida y Texas en 1845. Ya España había perdido mucho de su brillo imperial logrado con todo el oro de México y del Perú par de siglos atrás. Ya su marina de guerra había sufrido palizas humillantes a manos de los ingleses. Ya el Libertador de América, Simón Bolívar los había corrido del continente sureño. Ya México se había independizado conservando gran parte de su cultura y población de las vencidas pero no completamente desaparecidas civilizaciones azteca y maya.

Sí, contrario a la Leyenda Negra con la que los ingleses pretenden pintar a los españoles como ogros genocidas con los nativos americanos, la verdad es que las poblaciones de Centro y Sur América hoy estan repletas de indios. Miren a Evo Morales triunfante en Bolivia. Cuando hablamos de boxeadores mexicanos hablamos de “el azteca”. Vete a ver hoy como les va a los pobres Lakota que quedan en Minnesota y North Dakota.

Bueno, pero volviendo a lo nuestro con los estados gringos. La Florida comenzó , como hablamos, con Ponce de León. Luego la capturan los ingleses por un tiempo. Entonces vuelve a manos de España y finalmente empiezan a asomarse por allí los WASP gringos. Cada vez más WASP, entre ellos el infame Andrew Jackson, asesino de indios y luego presidente de los EEUU y hoy día adornando los billetes de $20. Ya hablamos de él en una clase anterior.

El asunto llega al punto de que España al fin decide que le cuesta demasiado mantener su presencia colonial en ese pantanal lleno de cocodrilos y se la cede a los EEUU en 1822. Florida se convierte entonces en el INCORPORATED Territory of Florida, entiéndase que viene destinado a ser estado eventualmente. Interesante, muchos negros libres que vivían allí tranquilamente bajo la corona española huyeron a La Habana ante la posibilidad muy real de acabar de esclavo recogiendo algodón en alguna plantación.

Entonces los WASP y su United States Army 4th Infantry Regiment arrancan a hacer tratados fatulos y a guerrear contra los pobres indios Seminole que vivían allí. Eran unas guerras bastante costosas para ese tiempo, los sacan pa’l carajo del medio y organizan su nuevo estado que es admitido en la unión en 1845 como el estado número 27.


Al otro lado del río Mississippi, donde va a surgir el nuevo estado de Texas, todo aquello que antes se llamaba Nueva España ahora es México. Pero ni España ni México se ocuparon de desarrollar mucha cosa por allí, había muy escasa población, unos pocos misioneros católicos, algunos aventureros y menos indios regados por toda esa enorme extensión continental. A medida que avanza la expansión WASP hacia el oeste, la Tejas mexicana es un objetivo casi inmediato. De hecho, con la idea de desarrollar ese territorio, México le daba la bienvenida a inmigrantes del extranjero, gringos incluídos. Les llamaban “empresarios” y entre los primeros figuró un tal Stephen F. Austin, por quien lleva su nombre la capital del estado hoy. Había también inmigración ilegal de gringos, de EEUU hacia México, en dirección opuesta al flujo que hoy tiene locos y construyendo muros a Trump y sus Trumperos.

Pues siguen llegando más de estos empresarios, WASP en su mayoría, y comienzan los problemas. Uno de estos problemas tenia que ver con los esclavos, pues los WASP exigían traer sus esclavos pero México prohibía la esclavitud. Crece la población hasta el punto que hay más WASP que mexicanos y los problemas aumentan, se van formando tiroteos entre “settlers” y autoridades mexicanas, soldados mexicanos le dan una zurra a los “settlers” WASP en un lugar llamado El Álamo, suena el grito de “Remember the Alamo!” y termina el revolú con una victoria final para los WASP con Samuel Houston en la batalla de San Jacinto y se proclama – in English – the Republic of Texas con Houston como su presidente en 1836.

La república independiente de Texas, con su bandera y todo, ajá sí … y ya para el año siguiente en 1837 venían Houston y otros Texan WASP a husmear por el congreso con ideas de hacerse estado de la unión. Que rayos, si eran los mismos WASP, hablando el mismo idioma y con los mismos intereses culturales y comerciales. Hubo resistencia al principio de parte del congreso y otros por el asunto, de nuevo, con los esclavos africanos. Ya habían fuerzas abolicionistas importantes y el asunto de los estados nuevos entrando a la unión con o sin esclavos era uno controvertible. Pero nada, tanto jodieron hasta que por fin Texas es admitido en la unión como el estado número 28 en 1845, el mismo año que Florida.

No conformes los WASP con eso, siguen los empujones y tiroteos por la confusa frontera con México, que si era hasta el Río Nueces, no que si empujo hasta el Río Grande, se pone color de hormiga brava el asunto y finalmente el presidente Polk declara guerra contra México en 1846. El pobre México tenía ya suficientes problemas con sus gobiernos incompetentes en su propia casa y el ejército gringo les propina una humillante paliza y derrota final en 1848. Como resultado de eso, los EEUU le quita a México toda aquella enorme extensión de tierras casi despobladas al norte y hasta el Océano Pacífico de donde van a salir los futuros estados que vamos a ver en las próximas clases.


Los habitantes de habla española que vivían en esas tierras desde que los abuelos de sus tatarabuelos se asentaron allí, pues, allí se quedaron viendo como la frontera de los EEUU les pasó por encima camino al sur y los abrazó sin que ellos necesariamente lo desearan. El poblado de Santa Fe, hoy la capital del estado de New Mexico, fue establecido por don Juan de Oñate en 1598, nueve años antes de que llegaran los primeros ingleses a Jamestown, de quienes hablamos en la primera clase.


Los pobres indios, los Apache, Pima, Navajo, Comanches y otros, ya tú sabes, a palo limpio pa’l carajo que van, a terminar desajustados, alcoholizados, empobrecidos y acorralados en reservaciones. Algunos pelearon, y duro, y ya vamos a hablar de ellos en las clases que vienen.
Esta clase fue un poco larga, espero no se hayan aburrido y que les haya gustado.
¡Hasta la próxima!

HISTORIA COMPRIMIDA DE EEUU DESDE LOS OJOS DE UN BORICUA – Parte 3

Okay, bienvenidos a la tercera clase de mi curso corto y comprimido de la historia de los Estados Unidos de América. En la clase pasada vimos la importancia de las montañas Apalaches y el río Mississippi y terminamos con el nuevo estado de Mississippi, ubicado al lado este de ese gran río según va bajando por el continente llegando a su desembocadura al Golfo de México. Fue el estado número 20 de la joven nación en el año 1817.

Dicho sea de paso, ese estado de Mississippi, dando un fast forward a nuestros tiempos modernos, es el estado más pobre de los EEUU. Allí hay áreas de mucha pobreza y mucha tristeza. En contraste, el nivel de pobreza nuestro, el de Puerto Rico, se mantiene más o menos el doble del de Mississippi.

Bien, pues esa movida anterior de nuevos estados dejó un espacio abierto en el sur, un jamón de sandwich entre el original estado de Georgia (llamado así en honor a King George II de los tiempos coloniales) y el nuevo estado de Mississippi. No tardó mucho en obtener sus requisitos 60,000 WASP y organizarse el estado de Alabama y rellenar el hueco, siendo admitido a la unión en 1819, el estado número 22. Antes de Alabama entrar a la unión, sin embargo, entró en 1818 el primero de este grupo de cinco, el nuevo estado de Illinois, el número 21.

Debemos hablar un poco de la geografía y de lo que estaba pasando en el mundo para este tiempo, para poder entender la entrada de Illinois. Primero que nada, Illinois hace frontera con Indiana y Kentucky, que ya son estados, y viene con un importante pedazo de costa del lago Michigan.

Noten que Puerto Rico completo, con todo y Vieques y Culebra, cabe dentro del lago Michigan. Es el segundo más grande de los 5 lagos grandes que hay en esa parte del planeta, los Great Lakes que le llaman, lagos navegables por barcos grandes y donde se dan unas tormentas marítimas tremendas. Ya eran un área de riquezas y vigorosa actividad comercial en pieles y minerales; existía un poblado de aventureros y mercaderes donde se va a desarrollar la futura y muy importante ciudad portuaria de Chicago. Solo necesitaban sus 60,000 WASP, organizarse y ya, desde la frontera con Indiana corriendo al oeste hasta el río Mississippi, tocando Kentucky al sur y el lago al norte.

Los aborígenes Ottawas, Ojibwes, Mamacaqtwas y otros que vivían por esa parte del mundo desde hacía más de miles de años de lo que nadie recordaba, cazando y recolectando por allí con sus útiles de piedra, los nativos, no fueron consultados. No, de hecho, ya para ese tiempo los WASP optaban por escribir y acordar tratados territoriales con los indios, tratados que luego se pasaban por donde no les da el sol, o sencillamente metían el 4th Cavalry Regiment, United States Army a que los empujaran pa’l carajo pa’l oeste a las malas. Los sacaron del medio, los desplazaron. No eran muchos, para empezar, así que no se les hizo muy difícil el asunto. Hay una buena película con Kevin Costner que pinta esa era titulada “Dances with wolves”.

Dances With Wolves (1990) - Rotten Tomatoes

Entonces por el resto del mundo estaban pasando cosas importantes también. Ya en Inglaterra iba a todo vapor, literalmente, la Revolución Industrial. Ya existían los primeros ferrocarriles del planeta en Inglaterra y en los EEUU también. Los que participamos en el juego de mesa Monopoly recordamos que en cada lado del tablero, en el medio, estaban los trenes. Si el tren era tuyo el jugador que cayera ahí te tenía que pagar, $100 si mal no recuerdo, y si eras dueño de los 4 trenes cobrabas doble ¿se acuerdan? Pues uno de esos trenes del Monopoly se llamaba el B&O. En la historia el Baltimore & Ohio Railroad fue el primero en los EEUU, en 1827, y conectaba la bella ciudad marítima de Baltimore en la bahía Chesapeake saliendo al Atlántico con el nuevo estado de Ohio metido allá adentro al oeste llegando casi a los grandes lagos, cargando mercancías y pasajeros.


Ese nuevo y poderoso empuje industrial traía un crecimiento poblacional y unas exigencias comerciales que van a impactar al mundo entero de manera irreversible. Era hora de expandir, y en el continente norteamericano esa expansión va a ser hacia el oeste. Otro efecto de la revolución industrial fue la creciente y explosiva demanda por el algodón. Mucho de ese algodón se cultivaba en plantaciones por el sur del continente, Georgia, las Carolinas, Alabama, Mississippi Louisiana y buscando expansión hacia nuevos territorios al oeste. Claro, el trabajo infernal de trabajar esos campos de algodón de sol a sol lo hacían negros africanos que eran propiedad de sus dueños WASP, o sea, esclavos. “Get your cotton pickin’ hands outta there!” es una manera despectiva de decirle a alguien que no toque o meta las manos en algo, y se oye en los EEUU aún hoy.

Empieza a calentarse un poco el asunto de los esclavos cuando personas educadas y sensibles en los estados del norte, donde había más industria que agricultura, comienzan a cuestionar la moralidad de la esclavitud. Van aboliendo la esclavitud en sus estados del norte, donde no eran muchos los esclavos tampoco. Entre esas personas hay un joven abogado nacido en un espartano “log cabin” en los bosques de Kentucky llamado Abraham Lincoln. Se debatía enérgicamente como iban a ir entrando los nuevos estados, con esclavitud o libres.

En el futuro estado de Missouri estaba particularmente caliente el debate, con disturbios callejeros y todo, porque Missouri queda al norte del paralelo 36.5 grados al norte del ecuador, línea que se había acordado para dividir esclavitud y libertad, pero quería entrar CON esclavos. Tuvieron que llegar a un acuerdo conocido como el Missouri Compromise que permitía hacer excepción con el nuevo estado con su esclavitud al norte del paralelo, pero balanceado con la entrada de otro estado, uno libre, y ese fue Maine, al extremo noreste atlántico hasta entonces territorio atado a Massachusetts. Entran así a la unión el estado de Maine en 1820 y el de Missouri en 1821, estados número 23 y 24 respectivamente.

El quinto estado del grupo de la clase de hoy, Arkansas, el número 25 en entrar en 1836, 15 años luego de Missouri, es uno que encaja más bien en la historia de los siguientes estados de la próxima clase, así que vamos a dejarlo en remojo hasta entonces.

Mientras tanto, en Puerto Rico para este tiempo andaba haciendo de las suyas nuestro adorado pirata Roberto Cofresí. Cuenta la leyenda que Roberto jovencito, adolescente, junto con otro jovencito esclavo llamado Pitre y el padre de Roberto, ya muy mayor, estaban contemplando el mar por las costas de Cabo Rojo cuando avistaron un barco que venía mal, iba directo a encallarse en un arrecife. Los tres se montaron en una yola y salieron a advertirles, pero hubo un malentendido, los del barco hablaban inglés, y el capitán del barco hizo hundir la yola. Roberto y Pitre lograron volver a la playa pero el viejo se ahogó.

El barco era un buque americano. Roberto juró venganza. Con el tiempo se hizo de un barco, una goleta pequeña llamada Mosquito y portando un cañón y comenzó a atacar barcos americanos. Luego consiguió otro barco más grande, el más conocido, llamado La Ana y le cogió el gustito al asunto y empezó a atacar otros barcos también. Los gringos pusieron protestas encima de protestas y presionaron a los autoridades españolas y estas finalmente capturaron al pirata y lo ejecutaron en El Morro en 1825, cuatro años luego de la admisión a la unión de Missouri.

Espero que hayan disfrutado la clase, vamos ahora a sus reflexiones y comentarios. ¡Muchas gracias por su atención!

😎

Michelle R.O. en su “Ataque de Risa, Ataque de llanto”

“Ataque de risa, ataque de llanto es un trabajo lleno de crudeza que va de las rutinas y el tránsito del dolor. Breves relatos en versos con el peso (y pisada fuerte) de saberse acechado/a y al acecho, protagonista y perjudicado de la violencia; nunca ajeno ella. La poeta aborda con mordacidad los matices del golpe y el pavor de reconocerse en ellos -mientras lo hace-“

Así finaliza el prólogo que la escritora y académica Laurie Garriga PhD, hace de la nueva edición del poemario de Michelle R.O. . El libro, que fue publicado artesanalmente en el 2012, cuenta con ilustraciones de la misma autora. Ahora está disponible en formato digital en este enlace.

Arte por Gloribel Delgado Esquilín (2017) @ La Puerta Amarilla, Santurce PR.

“El poemario es una conversación sobre la violencia (interna como lo es en el escenario del hogar, como externa en el país) que aún considero pertinente sostener. Me tomó años ceder al formato digital dado a que mis libros artesanales hechos en momentos de reflexión con las manos y el color representan una terapia necesaria para mí, sin embargo, ya es indispensable tener mayor alcance de lectorxs para continuar esa conversación.” Michelle R.O.

En su reseña titulada “Para mirar el caos” Xavier Varcárcel dice del poemario ” Frente al rostro del lector aparecen cadáveres de mujeres que se rompen en el proceso de ser naturaleza muerta; sangre derramada sobre brea, bocas, migajas delatando una suerte de pobreza y de hambre; la madre y La Luna en sus respectivas casas, abriendo pechos, mereciéndose poemas. No sorprende entonces que la mirada sea una constante; que el lector salte de imagen en imagen como tomado de la mano de una versión dolida del flâneur baudeleriano -esa figura emblemática de la experiencia urbana, en tránsito- que acá avista, ha leído y reconoce la violencia, la animalidad, lo humano y la naturaleza tratando de enraizarse y recrecer. Eso, aunque a veces, también, evite la mirada. “No puedo mirar/ a nadie/ a la cara./ Temo reconocerlos como el blanco,/ leerles encima/ la fecha de su muerte”. Y es que la muerte, en el poemario, ronda; es una amenaza -no necesariamente natural- que aterra. El dónde del caos es Puerto Rico.

Le pregunté a Michelle R.O. acerca de sus futuros proyectos. Comenta que su sur es continuar en la práctica de la escritura pues lo considera un oficio meticuloso, en el que hay que trabajar duro para desarrollar habilidades. Dice que tiene dos libros más listos para publicar, así que pronto volveremos a escuchar más de su poesía.

Email: escritoramichellero@gmail.com

IG: @r.o.michelle

Youtube: https://www.youtube.com/user/MilexEterna

HISTORIA COMPRIMIDA DE EEUU DESDE LOS OJOS DE UN BORICUA – Parte 2

Okay, vamos pues a continuar con el curso comprimido de historia de los EEUU con la entrada a la unión de los nuevos 5 estados (en rojo) que le siguen a los primeros 15 (en amarillo) que vimos en la clase pasada. No olviden de la clase pasada lo que son los WASP – personas White, Anglo-Saxon Protestant, o sea, blanco, de ascendencia inglesa y … protestante – NO católico.

Antes de entrar a los estados en sí debemos considerar dos factores importantes: lo que estaba sucediendo en otros lugares del mundo, y la geografía misma del continente donde se van a desarrollar esos estados. En la geografía hay dos factores a mirar. El primero es la cordillera de montañas relativamente altas conocidas como las Appalachian Mountains. Las Appalachians corren más o menos como las marqué en el mapa con cruces oscuras y sus alturas son superiores a las de nuestra Cordillera Central en Puerto Rico. La segunda es el río Mississippi, un río grande, largo, caudaloso, navegable, uno de los principales ríos del planeta Tierra, que corre más o menos como lo tracé en azul y va a servir de frontera natural entre varios de los nuevos estados y va a marcar una división importante en el futuro. Así es el caso ya con dos de los nuevos estados que vemos aquí, Louisiana y Mississippi, al sur donde el río desemboca al Golfo de México y donde ya se estaba asentando la ciudad de New Orleans.

Las montañas eran una barrera importante al desarrollo y crecimiento poblacional que se estaba experimentando en los primeros estados a lo largo de la costa del Atlántico. No pierdan de vista que en aquellos tiempos los seres humanos se transportaban a pie, sobre el lomo de un caballo, o en carretas tiradas por caballos. No existían carros, ni carreteras como las conocemos hoy, tampoco había ferrocarriles ni mucho menos aviones. Los barcos eran de madera y propulsados por el viento capturado en sus velas, y no había luz eléctrica en ninguna parte del mundo.

De manera que el lado oeste de las Appalachians era territorio salvaje, grandes extensiones de bosques, osos, gatos y leones monteses, serpientes, manadas de venados, ríos de pesca abundante y muy poca población humana, solo un salpicado de pequeñas tribus de aborígenes viviendo a nivel de la edad de piedra o dando sus primeros pasitos tímidos en sembrar campos y comenzar a desarrollar agricultura primitiva, con sus extrañas costumbres y religiones y lenguajes, totalmente ajenos, y considerados inferiores, a la civilización occidental cristiana del WASP.

No había ni un solo pueblo ni mucho menos una ciudad. Un personaje folklórico americano, Davy Crockett (google) les puede dar una idea de como era la vida allí en ese tiempo. Oficialmente todo eso desde las Appalachians hasta el río Mississippi se consideraba como territorios asociados a los estados originales al este de las montañas, particularmente North Carolina y Virginia. Les llamaban Northwest Territory y Southwest Territory, pues ni nombre tenían. Entiéndase INCORPORATED Territory, o sea que son territorios destinados a convertirse en estado eventualmente cuando hayan alcanzado sus poblaciones – de WASP – de al menos 60,000 (casi la población del municipio de Vega Baja hoy), que hayan establecido sus pueblos y ciudades con sus nombres y se hayan organizado políticamente. Todo esto, por supuesto, in English, el idioma WASP.

El otro factor a considerar es lo que estaba pasando en otros lares. Hay que tener presente que todo ese continente norte americano había sido reclamado por las tres grandes potencias europeas, España, Inglaterra y Francia. Esta última, Francia, era dueña de un enorme pedazo del continente, desde la desembocadura del río Mississippi subiendo por el mismo medio del continente hasta Canadá y casi llegando al océano Pacifico, más o menos una tercera parte de la futura nación de 50 estados.

En Francia se acababa de llevar a cabo una sangrienta revolución y andaban locos picando cabezas con la guillotina que ellos mismos inventaron para el propósito. Entonces surgió un fulano llamado Napoleón Bonaparte de las filas de artillería en esa revolución y subió a poner orden en Francia, a establecer un imperio y a montar guerra contra el resto de los países de Europa llegando hasta Moscú donde lo arropó la caca con el invierno ruso. Un siglo y medio más tarde Adolf Hitler fue un gran admirador de Napoleón. Pero resulta que las guerras son caras, conllevan costos astronómicos, y Napoleón decidió venderle todo ese territorio a la nueva nación americana, y el tercer presidente de ésta, Thomas Jefferson, se lo compró.

Eso se conoce como el Louisiana Purchase y prácticamente duplicó el tamaño de la joven nación.

Bien, pues establecida ya la geografía y los asuntos mundiales, vamos ahora a los estados comenzando con el primero de este grupo de cinco, Tennessee. Es de particular interés para nosotros los boricuas, porque en nuestro campo de estadistas tienen la idea de reclamar su estadity con dizque “el Plan Tenesí”. Han llegado al extremo de nombrar sus miembros y todo, entre ellos el viejo Carlos Romero, “elder statesman” de ese movimiento, y Rosselló el viejo entre otros. ¿Que es eso del Plan Tenesí? Pues un disparate, eso. Veamos.

Louisiana en honor a los reyes Louis de Francia. Como mencioné arriba, ya estaba establecida la cuidad de Nouvelle Orléans en la desembocadura del río al golfo. Acá en Puerto Rico estaban establecidos ya otro montón de pueblos nuevos aparte de San Juan, San Germán y Coamo, todos con sus plazas y sus iglesias, iglesias todas católicas, apostólicas y romanas. Ya se estaba definiendo por su identidad propia el Pueblo de Puerto Rico, bisnietos de taínos, españoles y otros europeos, y negros africanos. Un hijo de padre vasco y madre catalana, don Ramón Power y Giralt, se considera el primer PUERTORRIQUEÑO en hacer sentir su presencia en el mundo con su participación en las Cortes de Cádiz.

Resulta que esa parte del Southwest Territory descrito arriba se le estaba haciendo difícil declarar el nuevo estado de Tennessee y entrar a la unión, como había hecho ya su vecino al norte, Kentucky. Ya tenían y superaban sus 60,000 habitantes WASP, ya se habían organizado políticamente, estaban listos, pero allá en el congreso, quien es el que decide y no es más nadie, no les estaban haciendo caso. Pues se envalentonaron, eligieron a los que iban a ser sus senadores y representantes al congreso, y fueron y se plantaron allí a exigir lo suyo.

Entre ese grupo iba un tal Andrew Jackson, nacido en los vecinos territorios de las Carolinas, veterano de la guerra de independencia, un guerrero come candela que mató indios por un tubo y siete llaves y murió de viejo con varios pedazos de metralla dentro de su cuerpo que nunca le pudieron sacar, quien llegó a ser el 7mo presidente y el primero nacido en la frontera boscosa en una casucha de troncos, un “log cabin”, con su fusil y sin agua ni luz de ninguna clase. Jackson es el que figura en los billetes de $20, y si no me equivoco es el primer presidente de quien existe una fotografía, ya viejo y anciano.

Pero esa movida nunca se llamó “Tennessee Plan” y por más que he buscado información todo lo que encuentro como “Tennesse Plan” tiene que ver con el proceso que siguen en ese estado hoy para elegir sus jueces y otros oficiales de su gobierno. Nada, que finalmente el congreso les hace caso y les concede su admisión y entran a la unión como el estado #16 en el año 1796, el último en entrar en el siglo 18.

Los otros cuatro de este grupo, Ohio, Louisiana, Indiana y Mississippi entran a la unión en 1803, 1812, 1816 y 1817, respectivamente. Contiguos a los otros estados ya existentes y siguiendo el acostumbrado algoritmo de población de al menos 60,000 WASP, creación de asentamientos, pueblos y futuras ciudades y organización política similar a los otros estados … in English, y … muy importante, todos entran al club de estados cargando con sus extensas riquezas naturales. Ricos ya, y en vías a enriquecerse mas aún junto con la unión.

Con eso ya concluimos este grupo de 5 estados, ya son 20 las estrellitas en la bandera pecosa, y en la próxima clase seguimos con los próximos cinco. Muchas gracias por su interés y atención, espero no se hayan aburrido con el largo relato.

😎

Historia comprimida de EEUU desde los ojos de un boricua – Parte 1

Este es un cursito corto y resumido de la historia de los EEUU y de como llegaron a ser estado todos y cada uno de los 50 estados de ese país, con la esperanza de que puedan ver como Puerto Rico encaja en esa historia igual que mis zapatos encajan en las patas de mi gato.

El cursito corto va a ser dividido en ocho clases. La primera incluye los 13 estados originales y los próximos dos en entrar a la unión para un total de 15. Luego seguimos con los nuevos estados según entran en la unión de cinco en cinco hasta completar los 50. Cada clase viene acompañada de mapas, coloreado en amarillo los que ya son estados y en rojo los nuevos acabados de entrar en la unión.

Pues bien, hace unos 400 años atrás, cuando ya los pueblos de San Juan, Coamo y San Germán estaban establecidos con sus plazas y sus iglesias, y las calles del Viejo San Juan se estaban pavimentando, se le colaron a los españoles por el norte de PR tres barcos cargados de ingleses buscando fortuna en el excitante Nuevo Mundo descubierto un siglo antes. Las carabelas Godspeed, Discovery y Susan Constant llegaron a las costas del futuro estado de Virginia y establecieron allí en 1607 el primer asentamiento de habla inglesa en el Nuevo Mundo, Jamestown.

Poco después en 1620 llegó el famoso Mayflower cargado de fanáticos religiosos recalcitrantes escapando de Inglaterra pues el régimen religioso allá no era lo suficientemente come candela para ellos, al futuro estado de Massachusetts en Plymouth Rock. Esos ingleses encontraron un enorme continente rebosante de riquezas naturales, bosques infinitos de finos árboles para madera, animales para cazar, pesca abundante, etc., y prácticamente despoblado, solo un escaso salpicado de gente primitiva con curiosas y extrañas costumbres y religiones paleolíticas andaban por allí con plumas en las cabezas y cazando a pie con palos y flechas de puntas de piedra.

Fast forward un siglo y medio y ya para los años 1750 los ingleses habían colonizado gran parte de la costa del Atlántico, habían empujado a los pocos indios que allí vivían monte adentro, establecieron ciudades como Boston, New York y Philadelphia, y llevaban un vigoroso ritmo de comercio y desarrollo en la agricultura. La industria no existía todavía. Acá en PR se estaban terminado de construir las fortalezas de El Morro y San Cristobal y el Viejo San Juan ya se parecía bastante a como lo vemos hoy. Calle Luna y Calle Sol. Por supuesto, todo lo que había hablando inglés en el Nuevo Mundo era dominio de la corona británica, quien a su vez ya casi era el imperio más poderoso del mundo. The Royal Navy, con su gran flota de grandes barcos de madera y velas y cargando docenas de cañones pesados era la marina de guerra más impresionante del planeta.

Pero el rey de Inglaterra, King George III, era un loco desorbitado, una especie de Trump, y andaba abusando un poco demasiado de sus colonos americanos, y estos naturalmente se encojonaron lo suficiente para tomar acción al respecto. Se organizaron en las 13 colonias inglesas tipos brillantes y bien cojonús como John Adams, Thomas Jefferson, George Washington y Ben Franklin y se lanzaron a la atrevida y descabellada locura de declararle la guerra a King George. Por poco se joden, pero a última hora Francia intervino a favor de los insurrectos y para sorpresa de todos ganaron su guerra de INDEPENDENCIA. Sí, de INDEPENDENCIA, vamos a ir perdiéndole el miedo a esa palabra, OK?

Lo que hizo George Washington fue como si el superintendente de la policía aquí en PR se hubiera unido a Filiberto Ojeda para atacar a los EEUU. Ganan su guerra, se organizan en Philadelphia y escriben su constitución y de esa manera nacen los primeros 13 estados de la nueva nación: Delaware, Maryland, Virginia, North Carolina, South Carolina, Georgia, Pennsylvania, New Jersey, New York, Connecticut, Massachusetts, New Hampshire y Rhode Island. Par de años luego de eso, en 1791, Vermont, quien no se decidía si quedarse con Inglaterra y unirse a Canadá, finalmente optó por unirse a la unión en vez de quedarse como jamón del sandwich extranjero entre New Hampshire y New York y Massachusetts al sur. Finalmente Kentucky, quien hasta entonces era el extremo salvaje al oeste del estado de Virginia, aumenta su población, se organiza lo suficiente, empuja a los pobres indios más hacia el monte del oeste y se convierte en el estado número 15 en el año 1792. Hasta aquí la clase de hoy, con los primeros 15 estados.

Espero la hayan disfrutado y que no se hayan aburrido demasiado. Voy a darles par de días para que reaccionen y entonces vengo con los próximos 5 estados. Por lo pronto, mantengan presente el hecho de que quienes establecen estos estados son gente que se conocen como WASP – White, Anglo-Saxon Protestant. O sea, gente de raza blanca, de ascendencia inglesa y protestantes – entiéndase NO católicos – y que todo lo hicieron … in English! Además, ni uno solo de los pobres nativos Mohican, Catawba ni Muskogee que habitaban esos territorios tuvo ni pío que decir en la formación de esos estados. A ellos sencillamente los desplazaron, a coger el monte. Atención especial también al moto de la nueva nación, “E Pluribus Unum”, que en latín significa “De Muchos, Uno”.¡Hasta la próxima!

La Artista Teresa Hernández interviene una escuela en “Abandono”

Como parte de la serie de intervenciones de espacio “ABANDONO” que puede ver en nuestra sección de Cine Y TV, la artista del performance Teresa Hernández interviene el espacio de la escuela Luchetti en Condado, Puerto Rico.

La emblemática escuela, localizada en uno de los principales centros urbanos del país, ha estado cerrada por mucho tiempo. Ahora su estructura está en deterioro y es reflejo de la dejadez del gobierno ante los necesarios servicios de educación.

Puerto Rico y Colombia, conectados para apoyar las industrias creativas y culturales

Una poderosa alianza se ha forjado entre La Feria de Desarrollo Empresarial (FEDE) de Colombia y su contraparte en Puerto Rico (FEDEPR) con el fin de promover y apoyar relaciones internacionales enfocadas en las industrias creativas y culturales.

Este año la célebre feria empresarial, que tradicionalmente se lleva a cabo en Medellín cuenta con una plataforma virtual, en donde se puede accesar para hacer negocios directamente y crear colaboraciones entre las diferentes industrias. También cuenta con paneles y conferencias que se transmiten diariamente por medio de Facebook Live.

Pulsa para accesar a FEDE Colombia y a FEDE PR

Puerto Rico este año dedica su participación al sector moda. La selección de la delegación boricua la componen: Karla López, de Modo Consciente; Abed Hernández, de Abed Marie Design; Jaer Echevarría; Ruby Davila de Retazos; Lemaris Lorenzo; CarlaLópez de Azúa  , de POP Projects; Elda Samano; Valeria Rodriguez; Mabel Lasalle, de Connecting Paths, Diana Lugo de ESTHER, Laura Lugo de LUCA, Mariana Vidal, de Vigo y Matilsha Marxuach, de Concalma.

La Feria de Desarrollo Empresarial de Puerto Rico está conformada por un grupo de expertas multidisciplinario del sector de industrias creativas, cinco mujeres que han encontrado oportunidades entre los dos países, con el fin de impulsar el sector: Johana Salgado, directora del Woman Economic Forum para el Caribe; Dyanis de Jesús, experta en economía creativa y sostenibilidad; Virginia Rivera, estratega y mentora negocios, presidenta de Mujer Emprende Latina y SOLApreneurs y Tamaris Cañals; actriz y productora  en Lunática TV.