HISTORIA COMPRIMIDA DE EEUU DESDE LOS OJOS DE UN BORICUA – Parte 2

Okay, vamos pues a continuar con el curso comprimido de historia de los EEUU con la entrada a la unión de los nuevos 5 estados (en rojo) que le siguen a los primeros 15 (en amarillo) que vimos en la clase pasada. No olviden de la clase pasada lo que son los WASP – personas White, Anglo-Saxon Protestant, o sea, blanco, de ascendencia inglesa y … protestante – NO católico.

Antes de entrar a los estados en sí debemos considerar dos factores importantes: lo que estaba sucediendo en otros lugares del mundo, y la geografía misma del continente donde se van a desarrollar esos estados. En la geografía hay dos factores a mirar. El primero es la cordillera de montañas relativamente altas conocidas como las Appalachian Mountains. Las Appalachians corren más o menos como las marqué en el mapa con cruces oscuras y sus alturas son superiores a las de nuestra Cordillera Central en Puerto Rico. La segunda es el río Mississippi, un río grande, largo, caudaloso, navegable, uno de los principales ríos del planeta Tierra, que corre más o menos como lo tracé en azul y va a servir de frontera natural entre varios de los nuevos estados y va a marcar una división importante en el futuro. Así es el caso ya con dos de los nuevos estados que vemos aquí, Louisiana y Mississippi, al sur donde el río desemboca al Golfo de México y donde ya se estaba asentando la ciudad de New Orleans.

Las montañas eran una barrera importante al desarrollo y crecimiento poblacional que se estaba experimentando en los primeros estados a lo largo de la costa del Atlántico. No pierdan de vista que en aquellos tiempos los seres humanos se transportaban a pie, sobre el lomo de un caballo, o en carretas tiradas por caballos. No existían carros, ni carreteras como las conocemos hoy, tampoco había ferrocarriles ni mucho menos aviones. Los barcos eran de madera y propulsados por el viento capturado en sus velas, y no había luz eléctrica en ninguna parte del mundo.

De manera que el lado oeste de las Appalachians era territorio salvaje, grandes extensiones de bosques, osos, gatos y leones monteses, serpientes, manadas de venados, ríos de pesca abundante y muy poca población humana, solo un salpicado de pequeñas tribus de aborígenes viviendo a nivel de la edad de piedra o dando sus primeros pasitos tímidos en sembrar campos y comenzar a desarrollar agricultura primitiva, con sus extrañas costumbres y religiones y lenguajes, totalmente ajenos, y considerados inferiores, a la civilización occidental cristiana del WASP.

No había ni un solo pueblo ni mucho menos una ciudad. Un personaje folklórico americano, Davy Crockett (google) les puede dar una idea de como era la vida allí en ese tiempo. Oficialmente todo eso desde las Appalachians hasta el río Mississippi se consideraba como territorios asociados a los estados originales al este de las montañas, particularmente North Carolina y Virginia. Les llamaban Northwest Territory y Southwest Territory, pues ni nombre tenían. Entiéndase INCORPORATED Territory, o sea que son territorios destinados a convertirse en estado eventualmente cuando hayan alcanzado sus poblaciones – de WASP – de al menos 60,000 (casi la población del municipio de Vega Baja hoy), que hayan establecido sus pueblos y ciudades con sus nombres y se hayan organizado políticamente. Todo esto, por supuesto, in English, el idioma WASP.

El otro factor a considerar es lo que estaba pasando en otros lares. Hay que tener presente que todo ese continente norte americano había sido reclamado por las tres grandes potencias europeas, España, Inglaterra y Francia. Esta última, Francia, era dueña de un enorme pedazo del continente, desde la desembocadura del río Mississippi subiendo por el mismo medio del continente hasta Canadá y casi llegando al océano Pacifico, más o menos una tercera parte de la futura nación de 50 estados.

En Francia se acababa de llevar a cabo una sangrienta revolución y andaban locos picando cabezas con la guillotina que ellos mismos inventaron para el propósito. Entonces surgió un fulano llamado Napoleón Bonaparte de las filas de artillería en esa revolución y subió a poner orden en Francia, a establecer un imperio y a montar guerra contra el resto de los países de Europa llegando hasta Moscú donde lo arropó la caca con el invierno ruso. Un siglo y medio más tarde Adolf Hitler fue un gran admirador de Napoleón. Pero resulta que las guerras son caras, conllevan costos astronómicos, y Napoleón decidió venderle todo ese territorio a la nueva nación americana, y el tercer presidente de ésta, Thomas Jefferson, se lo compró.

Eso se conoce como el Louisiana Purchase y prácticamente duplicó el tamaño de la joven nación.

Bien, pues establecida ya la geografía y los asuntos mundiales, vamos ahora a los estados comenzando con el primero de este grupo de cinco, Tennessee. Es de particular interés para nosotros los boricuas, porque en nuestro campo de estadistas tienen la idea de reclamar su estadity con dizque “el Plan Tenesí”. Han llegado al extremo de nombrar sus miembros y todo, entre ellos el viejo Carlos Romero, “elder statesman” de ese movimiento, y Rosselló el viejo entre otros. ¿Que es eso del Plan Tenesí? Pues un disparate, eso. Veamos.

Louisiana en honor a los reyes Louis de Francia. Como mencioné arriba, ya estaba establecida la cuidad de Nouvelle Orléans en la desembocadura del río al golfo. Acá en Puerto Rico estaban establecidos ya otro montón de pueblos nuevos aparte de San Juan, San Germán y Coamo, todos con sus plazas y sus iglesias, iglesias todas católicas, apostólicas y romanas. Ya se estaba definiendo por su identidad propia el Pueblo de Puerto Rico, bisnietos de taínos, españoles y otros europeos, y negros africanos. Un hijo de padre vasco y madre catalana, don Ramón Power y Giralt, se considera el primer PUERTORRIQUEÑO en hacer sentir su presencia en el mundo con su participación en las Cortes de Cádiz.

Resulta que esa parte del Southwest Territory descrito arriba se le estaba haciendo difícil declarar el nuevo estado de Tennessee y entrar a la unión, como había hecho ya su vecino al norte, Kentucky. Ya tenían y superaban sus 60,000 habitantes WASP, ya se habían organizado políticamente, estaban listos, pero allá en el congreso, quien es el que decide y no es más nadie, no les estaban haciendo caso. Pues se envalentonaron, eligieron a los que iban a ser sus senadores y representantes al congreso, y fueron y se plantaron allí a exigir lo suyo.

Entre ese grupo iba un tal Andrew Jackson, nacido en los vecinos territorios de las Carolinas, veterano de la guerra de independencia, un guerrero come candela que mató indios por un tubo y siete llaves y murió de viejo con varios pedazos de metralla dentro de su cuerpo que nunca le pudieron sacar, quien llegó a ser el 7mo presidente y el primero nacido en la frontera boscosa en una casucha de troncos, un “log cabin”, con su fusil y sin agua ni luz de ninguna clase. Jackson es el que figura en los billetes de $20, y si no me equivoco es el primer presidente de quien existe una fotografía, ya viejo y anciano.

Pero esa movida nunca se llamó “Tennessee Plan” y por más que he buscado información todo lo que encuentro como “Tennesse Plan” tiene que ver con el proceso que siguen en ese estado hoy para elegir sus jueces y otros oficiales de su gobierno. Nada, que finalmente el congreso les hace caso y les concede su admisión y entran a la unión como el estado #16 en el año 1796, el último en entrar en el siglo 18.

Los otros cuatro de este grupo, Ohio, Louisiana, Indiana y Mississippi entran a la unión en 1803, 1812, 1816 y 1817, respectivamente. Contiguos a los otros estados ya existentes y siguiendo el acostumbrado algoritmo de población de al menos 60,000 WASP, creación de asentamientos, pueblos y futuras ciudades y organización política similar a los otros estados … in English, y … muy importante, todos entran al club de estados cargando con sus extensas riquezas naturales. Ricos ya, y en vías a enriquecerse mas aún junto con la unión.

Con eso ya concluimos este grupo de 5 estados, ya son 20 las estrellitas en la bandera pecosa, y en la próxima clase seguimos con los próximos cinco. Muchas gracias por su interés y atención, espero no se hayan aburrido con el largo relato.

😎

Deja un comentario